Origen del cocker spaniel inglés


Los cocker spaniel fueron en su tiempo razas separadas del Field y el springer spaniel, después de la formación del Kennel Club. En un inicio se le conocía como "cocking spaniel" derivando del "flushing woodcock". El nombre deriva del francés antiguo, "spaigneul", que significa literalmente "perro español", ya que la raza original provenía de España, país en el que se utilizaba como cazador y cobrador. Los cocker spaniel llegaron a Inglaterra de la mano de propietarios Españoles y se puede apreciar la enorme popularidad que adquirieron en numerosas referencias de la literatura inglesa, como en obras de Sheakespeare o Chaucer.

Cocker Spaniel cachorro | The Dog People by Rover.com

Esta raza ha estado muy marcada por la caza. Aunque antiguamente se usaban para diferentes tipos de presa según su talla, no se hacía distinción por razas. Así, en una misma camada de spaniel de tierra podían nacer perros grandes (más usados para cazar mamíferos) y perros pequeños (más usados para cazar aves). En consecuencia, los perros que hoy conocemos como cocker spaniel, spaniel de campo, springer spaniel y Sussex spaniel conformaban un solo grupo.

Fue recién a finales del siglo XIX que se separaron estas razas y se reconoció oficialmente por primera vez al cocker spaniel. Su principal función como perro de caza era, y sigue siendo, la de levantar la becada o gallinuela.

El cocker spaniel inglés se hizo muy popular en Gran Bretaña, su tierra natal, y en el resto de Europa. Luego fue exportado a Estados Unidos de América donde también logró mucha popularidad, pero los criadores americanos decidieron modificar la raza para conseguir una apariencia algo diferente.

Lógicamente, los cinófilos británicos se opusieron a los cambios realizados por los americanos y decidieron prohibir los cruces entre la raza original y la variedad americana. Así, se separaron las dos variedades en dos razas distintas, el cocker spaniel americano y el cocker spaniel inglés.

El cocker americano llegó a ser extremadamente popular en su país, desplazando al inglés. Sin embargo, la versión americana de la raza es poco conocida en el resto del mundo, mientras que el cocker spaniel inglés es muy popular y apreciado. En la actualidad, podemos descubrir pequeñas diferencias entre la raza destinada al "trabajo" y la de "belleza", como ocurre con el perro pastor alemán.

 

Características físicas del cocker spaniel inglés


El cocker es un perro compacto, deportivo y atlético. Su cabeza es bien modelada sin ser muy fina ni muy tosca. La depresión naso-frontal (stop) es bien marcada. La nariz es ancha y el hocico es cuadrado. Los ojos son marrones, excepto en perros con pelaje total o parcialmente de color hígado, en los que los ojos pueden ser color avellana. Las orejas son largas, de inserciones bajas y colgantes.

El cuerpo del cocker spaniel inglés es fuerte y compacto. La línea superior es firme y horizontal hasta el lomo. Desde el lomo hasta la inserción de la cola, desciende suavemente. El pecho es bien desarrollado y profundo, pero no es ni muy ancho ni muy estrecho.

La cola es de inserción baja, levemente curvada y de longitud moderada. Antiguamente se amputaba para reducir las heridas durante las jornadas de caza. Hoy en día, sin embargo, la mayoría de estos perros son compañeros de la familia, por lo que no hay motivo para esa práctica. En muchos lugares se sigue amputando la cola por fines meramente estéticos, pero afortunadamente esa costumbre es cada vez menos aceptada.

El pelaje es liso, sedoso, no muy profuso y nunca rizado. Cuatro variedades de color son aceptadas por el estándar de la raza:

Colores sólidos: negro, rojo, dorado, hígado, negro y fuego, hígado y fuego. Pueden presentar una pequeña marca blanca en el pecho.
Particolores: negro y blanco, naranja y blanco, hígado y blanco, limón y blanco. Todos con o sin moteado.
Tricolores: negro, blanco y fuego; hígado, blanco y fuego.
Ruanos: azul ruano, naranja ruano, limón ruano, hígado ruano, azul ruano y fuego, hígado ruano y fuego.